Seleccionar página

¿ Dónde está la frontera en donde termina la belleza y comienza la salud ? La belleza es salud y la salud también es belleza. La belleza exterior contribuye al estado de salud, pero no lo garantiza; y la salud física y psíquica nos aporta un fondo de plenitud, alegría, gozo, que muchas veces se trasluce en belleza exterior, pero no siempre. Puedes tener salud y, aún así, no reflejar la belleza por tener un rechazo de tu propio cuerpo. Puedes ser muy guap@ y, aún así, no estar san@ por no tener una vida acorde a lo que requiere tu cuerpo.